lunes, 1 de agosto de 2011

Prevención de la violencia


La violencia se puede prevenir y sus efectos pueden disminuirse, si se modifican los factores que contribuyen a producir las respuestas violentas.

Según la Organización Mundial de la Salud, afrontar la violencia en varios niveles implica ocuparse de todo lo siguiente:

  • Abordar los factores individuales de riesgo y adoptar medidas para modificar los comportamientos de riesgo individuales.

  • Influir en las relaciones personales cercanas y promover ambientes familiares saludables, así como proporcionar ayuda profesional y apoyo a las familias disfuncionales.

  • Vigilar los espacios públicos, tales como escuelas, lugares de trabajo y vecindarios, y adoptar medidas para resolver los problemas que pueden conducir a comportamientos violentos.

  • Corregir las desigualdades por razón de género y las actitudes y prácticas culturales perjudiciales.

Encarar los grandes factores culturales, sociales y económicos que contribuyen a la violencia y adoptar medidas para cambiarlos, incluidas las destinadas a reducir las brechas entre ricos y pobres y asegurar el acceso equitativo a los bienes, servicios y oportunidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada